El Estado debe ser innovador, no solo gestionar impuestos, si no crear riqueza para los ciudadanos

 

Mariana Mazzucato
Mariana Mazzucato
 
Madrid

 

La economista Mariana Mazzucato defiende el papel del Estado en la innovación y en desmonta el mito del empresario innovador que se basta a sí mismo. “Europa tiene un estado del bienestar activo y Estados Unidos tiene un estado innovador activo”

Los emprendedores tecnológicos son en el capitalismo moderno lo más parecido que hay a santos. San Steve Jobs, por popularizar los teléfonos de pantalla táctil que cambiaron nuestras vidas. San Sergey Brin y san Larry Page por revolucionar la industria de la publicidad y de los buscadores de Internet. Y san Elon Musk, por liderar la innovación en coches eléctricos que todas las automotrices se han visto obligadas a seguir.

Sin negar su aporte, la economista Mariana Mazzucato (Roma, 1968) lleva desde 2011 hablando de la relevancia de otro actor que suele pasar desapercibido: el Estado. Desde que ese año publicó un primer paper sobre El Estado Emprendedor, Mazzucato ha concentrado su investigación académica en desmontar el mito del empresario innovador que se basta a sí mismo. Como viene repitiendo desde entonces, para financiar el algoritmo de Google hizo falta una beca de la Fundación Nacional de Ciencias de EEUU y sin el GPS del Pentágono, los teléfonos inteligentes de Apple (y el resto) perderían gran parte de su atractivo.  Continuar leyendo “El Estado debe ser innovador, no solo gestionar impuestos, si no crear riqueza para los ciudadanos”

La Nueva Educación: Inmersiva y Rompedora

La élite de la élite: el futuro se decide en una universidad más inaccesible que Harvard

Fundada en 2012, se ha convertido en una referencia global. Su CEO afirma querer desbancar a Harvard y la compañía china detrás de TikTok ha invertido en ella

Foto: Las oficinas de la compañía, en San Francisco. (Reuters/Stephen Lam)
Las oficinas de la compañía, en San Francisco. (Reuters/Stephen Lam)
Autor Héctor G. Barnés   
Adelantado en

La tasa de admisión de la Universidad de Harvard es de un 4,5%. Es decir, de los 43.330 estudiantes que solicitaron una plaza en el último curso, tan solo 1.949 lograron su sueño. La de Columbia es de un 5,1%, la de Princeton un 5,8%, la de Yale un 5,9% y la del MIT, un 6,6%. Al otro lado del Atlántico, las universidades británicas de Oxford y Cambridge elevan el número hasta cerca de un 20%. Uno de cada cinco; la criba se ha realizado previamente.

Dichos números palidecen si se comparan con otro proyecto que abrió sus puertas en 2012 y que desde entonces se ha erigido en una de las propuestas educativas más vanguardistas. Se trata del Proyecto Minerva y su traslación institucional, las Minerva Schools, con una tasa de admisión de un 1,2%. Un dato que, junto a la plataforma ‘online’ del proyecto, ha provocado que haya recibido el apelativo de “Ivy League 2.0”. La Ivy League tradicional es el antagonista declarado del fundador del proyecto, Ben Nelson, cuyo objetivo es acabar con la universidad tal y como la conocemos ofreciendo una alternativa basada en los últimos descubrimientos en ciencia del aprendizaje. Él mismo decía en una entrevista con ‘The Wall Street Journal‘ que su objetivo es “superar a Harvard”.   Continuar leyendo “La Nueva Educación: Inmersiva y Rompedora”

Acabar con la desigualdad es el único medio de salvar el Capitalismo

Spain

Por qué acabar con la desigualdad es la salvación del Capitalismo

El mundo necesita una transformación tan radical como la que se produjo entre el feudalismo y la sociedad de mercado. Acabar con la inequidad exige controlar el carácter depredador de las finanzas

Dos grandes fantasmas se ciernen sobre la humanidad. Uno es la extinción rápida a consecuencia de una guerra nuclear a gran escala, o un planeta tóxico resultado de un conflicto atómico más limitado como ya señaló en su día el brillante físico Andréi Sájarov; el otro es una extinción más lenta por efecto de un calentamiento global desbocado. Ganar la carrera a esta amenaza exige el mayor esfuerzo de planificación, inversión, educación pública y seguridad social de la historia de la humanidad, es decir, la madre de todos los new deals.

A pesar de ello, los economistas adeptos al paradigma dominante han frustrado cualquier intento de afrontarlo. Por ejemplo, es ilusorio pensar que para abordar procesos económicos que tendrán efectos extensos e inciertos dentro de 50 o 100 años basta con aplicar mecanismos de mercado actuales, como poner un precio o un impuesto a las emisiones de carbono. Y, sin embargo, un economista de primera fila de la Administración del expresidente estadounidense Barack Obama (uno de los buenos, en términos relativos) me comunicó justo esta misma idea hace unos años, precisando que su “Hayek interior” estaba hablando a través de él. En el mundo real, necesitamos una ciencia económica capaz de integrar recursos, estabilidad social y medio ambiente en un marco realista a largo plazo.  Continuar leyendo “Acabar con la desigualdad es el único medio de salvar el Capitalismo”

Colaborar en la soledad

Compañeros de piso para complementar la pensión

Compartir vivienda en Madrid ya no es solo cosa de jóvenes, como indican los big data de la aplicación Badi. Un 7,5% de los usuarios que ofertan vivienda tiene entre 51 y 65 años

De izquierda a derecha, Visitación Gracia, Reynaldo Homen y Liseth Quintero, compañeros de piso en el barrio de Prosperidad, Madrid.
De izquierda a derecha, Visitación Gracia, Reynaldo Homen y Liseth Quintero, compañeros de piso en el barrio de Prosperidad, Madrid. INMA FLORES

A sus 71 años Visitación Gracia, Visi, se acaba de estrenar compartiendo piso con desconocidos. Vive desde hace un par de meses en su apartamento del barrio madrileño de Prosperidad con dos venezolanos jóvenes a los que conoció en Badi, una aplicación de teléfono que funciona como un “Tinder de los compañeros de piso”.   Continuar leyendo “Colaborar en la soledad”

No se nace mujer: se llega a serlo…

El feminismo que nació con Simone de Beauvoir

¿Dónde está la raíz de la desigualdad entre hombres y mujeres? El radical punto de partida de ‘El segundo sexo’ mantiene plena vigencia 70 años después de su aparición
Simone de Beauvoir, en París en 1945. Ampliar foto
Simone de Beauvoir, en París en 1945. Denise Bellon ALBUM 

Hay autores que simplemente no tienen predecesores ni sucesores: su originalidad es absoluta. Simone de Beauvoir pertenece a ese grupo porque su pensamiento fue un punto de fuga que permitió llegar adonde no se había llegado. A pesar de que son muchas las etiquetas que se han colgado sobre su libro El segundo sexo —se define, según los casos, como existencialista, humanista, ilustrado o constructivista—, lo cierto es que 70 años después de su aparición es un clásico con todas sus letras, una obra brillantemente articulada a través de la cual seguimos contemplando e interpretando el mundo.   Continuar leyendo “No se nace mujer: se llega a serlo…”

Es una oportunidad para un problema pero con poca aportación

 

El i.lab de Barcelona busca soluciones innovadoras para la atención de las personas mayores

El centro plantea un reto tecnológico como respuesta al envejecimiento de la población
Imagen de una persona mayor / PIXABAY
Imagen de una persona mayor / PIXABAY
23.06.2019 18:36 h.

El i.lab de Barcelona, que es el laboratorio tecnológico y la apuesta del Ayuntamiento de la ciudad para acelerar la innovación urbana sostenible y social, busca soluciones trasformadoras y modelos complementarios o alternativos que se adapten al envejecimiento constante de la población. Con este reclamo, el centro de investigación digital ha planteado el reto ¿Cómo podemos atender de manera efectiva a las personas mayores en situación de dependencia en el marco de las Supermanzanas sociales?

“El laboratorio invita a la comunidad emprendedora y a las organizaciones innovadoras a presentar sus propuestas para este reto tecnológico”, explican desde el Ayuntamiento de Barcelona, que dotará con 20.000 euros de subvención al proyecto seleccionado como ganador.  Continuar leyendo “Es una oportunidad para un problema pero con poca aportación”

La Nueva Economía Colaborativa ganará los mercados si piensa en Local y actúa en Global

La economía colaborativa generará 300.000 millones de euros en 2025

Marc F. Hernández,

Este nuevo modelo de mercado plantea importantes cambios en el ámbito económico, social y laboral

La economía colaborativa generará 300.000 millones de euros en 2025
La economía colaborativa, o sharing economy, ha pasado de ser una actividad residual a un fenómeno que mueve miles de millones de euros

Para el año 2025, se calcula que en Europa las empresas de los cinco sectores más importantes de la economía colaborativa (alojamiento, transporte, servicios a hogares, servicios profesionales y finanzas colaborativas) generarán aproximadamente 300.000 millones de euros. La cifra es más de diez veces superior a los 28.000 millones de euros que produjeron en 2015. Cada año nacen más empresas dedicadas a estos sectores y cada vez generan más dinero.

La economía colaborativa, o sharing economy, ha pasado de ser una actividad residual a un fenómeno que mueve miles de millones de euros desde que el profesor de Harvard Lawrence Lessig acuñara el concepto allá en 2008. Si bien no tiene una definición clara ni aceptada por todos, la economía colaborativa incluiría todas las plataformas digitales dedicadas a poner en contacto proveedores y clientes (lo que se denominan P2P, peer-to-peer en inglés) para facilitar el intercambio de bienes y servicios.  Continuar leyendo “La Nueva Economía Colaborativa ganará los mercados si piensa en Local y actúa en Global”

La Renta Básica ¿una medida de equilibrio?

 El futuro del trabajo

Experimentos con la renta básica universal

Por: Miguel Ángel García Vega , 27 MAY 2019

Repasamos los pros y contras de esta medida, así como algunos de los ejemplos reales que se han implementado

Experimentos con la renta básica universalEntre la deriva y el naufragio utilizando ese lenguaje tallado en piedra que emplean a veces los economistas casi todos admiten que la avalancha tecnológica que vive el mercado laboral dejará “perdedores”. Las heridas profundas las sentirán quienes no sean capaces de adaptar sus conocimientos al mundo digital.

Esperando al robot, por Jaime García CanteroEsperando al robot, por Jaime García Cantero

El “Agujero Negro” del Capitalismo que puede producír el colapso económico está en sí mismo

Ray Dalio, sobre la inversión y el capitalismo: “Es un juego de suma cero”

Es una de las personas más ricas del mundo y ha reconocido que a la hora de invertir muy pocos jugadores ganan muchísimo y los demás pierden. Pero hay un plan para cambiarlo
Foto: Ray Dalio. (Bryan Snyder/Reuters)
Ray Dalio. (Bryan Snyder/Reuters)
Autor

Ray Dalio es uno de los hombres más ricos del mundo. Es el fundador del fondo de inversión Bridgewater, cuyo exitoso ejercicio de 2018 le ha permitido ingresar 2.000 millones de dólares más en su cuenta, pero también es de los pocos multimillonarios críticos con la brecha social que está abriendo este sistema: ha declarado que el capitalismo no está funcionando y que hay que arreglarlo.  Continuar leyendo “El “Agujero Negro” del Capitalismo que puede producír el colapso económico está en sí mismo”

Quien olvida la historia está condenado a repetirla

Economistas Frente a la Crisis

La lucha de clases en Europa y la globalización

El Estado democrático europeo moderno, tal y como lo conocemos desde 1945, es el resultado de varias secuencias encadenadas de una larga guerra civil, que se extendió desde 1914 a 1945, y su inspiración cultural corresponde a la revolución de 1848. Culminó en la victoria contra el fascismo, con un compromiso entre las fuerzas que apoyaron, libraron y ganaron la II Guerra Mundial: en primer lugar, dos imperios que pronto entrarían en conflicto, pero también una amplia coalición de clases sociales europeas, de la que salió la mayor extensión del Estado liberal que se ha dado en la historia contemporánea: la soberanía popular, el sufragio universal y el Estado del Bienestar. Durante treinta y cinco años, Europa contempló la emancipación de las colonias, el desarrollo de los derechos ciudadanos para integrar el voto y la ciudadanía femenina, el reconocimiento legal de la seguridad laboral de las clases trabajadoras; unos compromisos que se plasmaron en las instituciones políticas y económicas del Estado del Bienestar, y también en los acuerdos entre estados europeos para crear un área económica común, como camino para la cooperación política y la prevención de conflictos. Todas esas instituciones democráticas consolidaron las instituciones culturales de la democracia europea, ámbito del aprendizaje ciudadano y político de  la actual Europa.    Continuar leyendo “Quien olvida la historia está condenado a repetirla”