¿Hemos Llegado a nuestro Límite Biológico?

EL FUTURO DESPUÉS DEL CORONAVIRUS

Una advertencia a los ‘sapiens’

PEPE MUJICA Expresidente de Uruguay

Pepe Mujica“Me pregunto, ¿los humanos estamos llegando al límite biológico de nuestra capacidad política?”

Nada en demasía, decían los griegos, porque todo tiene límites y la naturaleza también, pero lo olvidamos. No se debe navegar sin timón, pero en la globalización lo olvidamos. La condujo solo la fuerza del mercado y la tecnología y no estuvo la conciencia política en este proceso. El viejo liberalismo mutó, se hizo ‘liberismo’, y abandonó su humanismo. Hoy, si pudiera creer en Dios, diría que la pandemia es una advertencia a los sapiens.

La destrucción de valor augura pobreza. Ante el peligro la gente se refugió en el Estado. Hablan de nacionalizar, reindustrializar, de soberanía sanitaria y farmaceútica. Surgirán nacionalismos chauvinistas y salarios a la baja. Los escalones bajos de las clases medias en peligro cuestionarán a los Gobiernos y serán el grito de las calles. Los autoritarismos tendrán su primavera, lo mismo que la especulación, intentarán apropiarse de valores a precio de ruina. Habrá quienes pidan solidaridad económica y financiera para con los pobres del mundo y algún gesto de mil millonarios. Los unos y los otros será como cantarle a la luna.  

Los bancos centrales del mundo rico inundarán de dólares y euros a sus países. Si la cooperación no logra mitigar a la competencia habrá tensiones geopolíticas dramáticas entre Oriente y Occidente. Me pregunto, ¿los humanos estamos llegando al límite biológico de nuestra capacidad política? ¿Seremos capaces de reconducirnos como especie y no como clase o país? ¿Mirará lejos la política para hacer maridaje con la ciencia? ¿Recogeremos la lección del desastre al ver cómo revive la naturaleza? ¿La medicina, la enseñanza, el trabajo digital más la robótica se afianzarán y entraremos en una nueva era? ¿Habrá fuertes batallones de médicos capaces de ir a luchar por la vida en cualquier lugar o seguiremos gastando tres millones de dólares por minuto en presupuestos militares? Todo depende de nosotros mismos.

Lleguìr l’article a E País

Dust Bowl-Kansas-May-6-1935
Muchos factores llevaron al Dust Bowl. El aumento de la demanda de trigo durante la Primera Guerra Mundial, el desarrollo de nueva maquinaria agrícola mecanizada junto con la caída de los precios del trigo en la década de 1920, llevó a que millones de acres de pastizales nativos fueran reemplazados por campos de cultivos de hileras rectas fuertemente en disco. Cuatro años de sequía arrugaban los cultivos y dejaban el suelo suelto a merced de los vientos siempre presentes. El domingo 14 de abril de 1935, llamado Black Sunday, un enorme frente se movió a través de las Grandes Llanuras de EEUU desde el noroeste. Con la fuerza de vientos de 60 millas por hora, la tierra fue recogida en nubes ondulantes de polvo de cientos de pies de altura. La gente se apresuró para refugiarse en sus casas, ya que ser atrapado fuera podría significar asfixia y muerte. El polvo y la oscuridad detuvieron todas las formas de transporte y el fino limo filtrándose a través de cualquier grieta obligó al cierre de hospitales, molinos de harina, escuelas y negocios. Finalmente los agricultores escucharon los consejos del Servicio de Conservación del Suelo de los Estados Unidos y comenzaron la agricultura más ecológica, restaurando pastizales y plantando cientos de kilómetros de descansos para el viento. Con un esfuerzo concertado y condiciones climáticas favorables, la tierra fue volvió a florecer de nuevo como la suministradora del pan de la nación de EEUU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Joan .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.