El comercio electrónico se impone en la distribución

El eDelivery apuesta por la internacionalización

El salón dedicado a la logística del comercio electrónico crece un 20% en su segunda edición

Organizado por el CZFBEl eDelivery apuesta por la internacionalización

, Barcelona Rueda de prensa de presentación del salón eDeliveryRueda de prensa de presentación del salón eDelivery (Jose Polo)

Nació el año pasado y, en su segunda edición, el salón dedicado a la logística del comercio electrónico, el eDelivery Barcelona, crece y apuesta por la internacionalización. Según ha explicado la entidad que lo organiza este jueves en rueda de prensa, el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), entre el 5 y el 7 de junio participarán “un 20% más de empresas” respecto a su estreno para llegar a más de 50 en total.

“Hemos dado un paso importante en la internacionalización de las ponencias”, ha explicado la directora general de la feria, Blanca Sorigué. “Todas las sesiones tendrán, como mínimo, un ponente internacional”, ha agregado Sorigué. Los líderes del sector, como DHL, Correos, Privalia, o Decathlon, por ejemplo, estarán presentes.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

REFORMA CONSTITUCIONAL, FEDERAL I AMB DRETS

L’agrupació de l’Eixample amb el suport de la Federació de Barcelona organitza la jornada d’Acció Formativa i Política: REFORMA CONSTITUCIONAL, FEDERAL I AMB DRETS, que tindrà lloc el dissabte 9 de juny de 10 a 14 hores. La jornada serà inaugurada pel Primer Secretari del Partit, Miquel Iceta, i clausurada pel Primer Secretari de la Federació, Ferran Pedret, i intervindran companys i companyes de gran rellevància intel·lectual i política, que ens poden permetre actualitzar el nostre pensament sobre Federalisme constitucional i continuar promovent un missatge de canvi inclusiu a la societat catalana.

La jornada se celebra a la seu del PSC Barcelona al carrer Consell de Cent, 416, de Barcelona

CAL CONFIRMAR L’ASSISTENCIA AL EMAIL:

barcelonainfo@socialistes.cat

Las paranoias humanas… entre otras las tecnológicas

La música pop ya lo advirtió: ojo con ser engullidos por la paranoia tecnológica

Como si se tratase del reflejo sonoro de series como ‘Black Mirror’, músicos como Arcade Fire, U.S. Girls, St. Vincent, Tracey Thorn, Kendrick Lamar o Tune-Yards alertan de la creciente demencia en que Internet y las redes sociales nos tienen sumidos

Carlos Pérez de Ziriza 

“He visto tu página, qué bonita tu nueva vida, un montón de likes y una encantadora nueva esposa… ¿cotilleas mis fotos solo para saber que estoy bien? Aunque sea con desinterés o remordimiento… me hubiera encantado que te desvanecieras sin dejar rastro, pero ahora tengo tu cara por todas partes… “ Lo canta Tracey Thorn en Face, el gran baladón de su último álbum (Record, 2018), oda al invasivo  —y a veces devastador— postureo de las redes sociales, cuyo título es trasunto directo de Facebook, la red de redes: el gran patio de vecinos —no siempre bien avenidos— en el que casi todos andamos inmersos desde hace ya más de una década. El de la mitad femenina de Everything But The Girl es tan sólo uno más de los muchos reflejos que la ansiedad hacia la sociedad de la sobreinformación, la cibertecnología y las redes sociales tienen ahora mismo en la música pop.

El vivir permanentemente enganchados a dispositivos móviles, ligados cada vez con más ahínco a una brecha en nuestra privacidad que las redes pueden convertir en tragos más que amargos, a veces con tintes de pesadilla (que le pregunten a Mikel Izal, quien estos días ha vivido una experiencia propia de Hated In The Nation, el último capítulo de la tercera temporada de Black Mirror), está logrando que los relatos distópicos acerca de un futuro inminente de tinte apocalíptico se multipliquen como setas, concitando el interés de un público que se engancha a esas historias con el adictivo desasosiego de quien sabe que le están hablando de una situación palpable, con visos de realidad. Más cercana de lo que parecía hace solo unos años. Series como Altered Carbon o The Handmaid’s Tale o películas como Nerve se hacen eco de esa espeluznante sombra. Y era cuestión de tiempo que el pop y rock también encontraran su hueco para expresar ese mal rollo, tan inherente a los tiempos que vivimos.

 

Es curioso que, mientras la propia Black Mirror se nutría de clásicos de la música popular (Irma Thomas, The Smiths, Ricky Nelson) y de piezas instrumentales que músicos como Sigur Rós, Clint Mansell (Nine Inch Nails) o Geoff Barrow (Portishead) iban haciendo por encargo, se iba alimentando paralelamente una saga de discos y canciones que lidian con esa sombría realidad. Al paso que vamos, las distopías futuras van a tener  —de sobra—  quien les cante. Darían para más de una banda sonora. Son álbumes y canciones que toman el relevo  —desde un enfoque más actual, claro— a Video Killed The Radio Star (Buggles), Paranoid Android (Radiohead) o Everyday Robots (Damon Albarn), por solo mencionar tres profecías distantes entre sí en el tiempo.

Lleguír l’article complet a Tentaciones de EL País

Los ricos más ricos y los pobre más pobres en España… gracias Rajoy!

La desigualdad se enquista más en España que tras las crisis anteriores

A pesar de la fuerte mejora del empleo, la inequidad no se recupera con la misma intensidad que en la salida de las anteriores recesiones
Autor: Antonio Maqueda,  Madrid

A pesar de la intensa mejora del empleo, la desigualdad en España se está recuperando ahora peor que en las anteriores salidas de crisis. Aunque esta vez el Estado y las familias dispusieron de más colchones para amortiguar el golpe, la Gran Recesión ha sido más profunda, prolongada y con un incremento del paro más brutal. Lo que puede haber condicionado la recuperación, retardando la corrección de la desigualdad. Además, la temporalidad, las escasas horas trabajadas entre los poco formados, la reforma laboral, la globalización y la uberización pueden estar dificultando la mejoría de las rentas bajas. Según los expertos, la burbuja ocultó un problema de desigualdad que ya se estaba generando en otros países desarrollados.

Varias personas forman una larga cola ante una oficina de empleo

Uno de los indicadores de desigualdad más habituales es el coeficiente de Gini, que mide cuánta concentración hay de rentas en una sociedad, siendo 0 el caso en el que todos los individuos tienen la misma y 1 el supuesto en el que una sola persona se apropia de todo. Con el fin de comprobar cómo se ha comportado la desigualdad en los distintos ciclos de la historia reciente de España, basta con igualar todos los periodos fijando el punto inicial en la base 100 —esto es, el año de mayor tasa de crecimiento en cada ciclo—, y ver a partir de ahí cómo evoluciona el Gini de rentas según se ralentiza la actividad, cae en una recesión y, finalmente, inicia la recuperación. Al observar el gráfico, la imagen es clara: durante los años de recesión, el Gini, y por tanto la desigualdad, se comportó ahora mejor que en los noventa pero peor que en los ochenta. Sin embargo, una vez llega la mejora del mercado laboral, el Gini no se está recobrando con la misma intensidad que en periodos anteriores.

La desigualdad se enquista más en España que tras las crisis anteriores

Un estudio elaborado por el exdirector de Tributos Javier Gascón avala estas tesis. Al cotejar a España con los once mejores países europeos usando estadísticas de Eurostat de 2016, los españoles no figuran muy lejos en las privaciones severas gracias a la red familiar. Pero sí que aparecen mucho peor en el porcentaje de individuos cuyos ingresos se sitúan un 40% por debajo de la mediana, una señal inequívoca de desigualdad.

Lleguír l’article complet a El País

El dinero no existe! aunque ya lo sabíamos, cuesta entenderlo

Suiza puede poner en jaque el sistema financiero y no será con criptomonedas

En menos de un mes decide en referéndum si prohibe a los bancos comerciales la creación de dinero
Suiza puede poner en jaque el sistema financiero y no será con criptomonedas
Imagen de la localidad suiza de Verbier enclavada en el valle de Bagnes, el glaciar del Mont Fort, de 3.300 metros. (.) 
Comprender que el dinero que depositamos en el banco no funciona como la hucha de casa y que los banqueros no tienen nuestros ahorros guardados en una caja esperando a que volvamos a por ellos es uno los conceptos financieros más complicados de entender para quien comienza a familiarizarse con las entrañas del mundo financiero.
Descubrir que aunque los bancos centrales son los encargados de acuñar monedas y billetes, nuestro banco puede utilizar nuestro depósito de 100 euros físicos para dar créditos por un valor de hasta 10 veces inyectando todo ese dinero en la economía asusta a más de uno.
Estos y similares conceptos financieros deberían dominar los suizos antes del próximo 10 de junio, aunque de momento las encuestas aseguran que el 78% de los ciudadanos helvéticos no son conscientes de cómo se crea el dinero. A pesar de ello,en menos de un mes se tendrán que enfrentar a uno de los referéndum más complicados, al menos técnicamente, de su historia democrática. Tienen que decidir si respaldan la introducción de lo que se llama dinero soberano.Lleguir l’article complet a La Vanguardia

 

 

El fín de los bancos …tal como los conocemos

Tres modelos digitales que desafían a la banca tradicional

EVO Banco, N26 y Revolut ganan miles de clientes como entidades de móvil y de tarjeta

Íñigo de Barrón  Madrid

Una persona maneja un móvil con aplicaciones financieras en diciembre de 2017.

Una persona maneja un móvil con aplicaciones financieras en diciembre de 2017.

Jaap Arriens Getty Images

“Los bancos están tratando de ser geniales y modernos, y construir interfaces digitales supergeniales… Pero es como ponerle carmín a un cerdo; en última instancia, sigue siendo un cerdo”, afirmó Mark Mullen, director ejecutivo de AtomBank, un banco digital británico en el que el BBVA controla el 39% del capital. Estas palabras abren el último informe del Massachusetts Institute of Technology (MIT) sobre banca digital, que arranca con una provocadora cuestión: “¿Hemos llegado al final de los bancos de la manera en que los conocemos?”.

Tres modelos digitales que desafían a la banca tradicional

Lo cierto es que la transformación digital obsesiona a los banqueros. “Mantenerse igual no es una opción”, dice un veterano directivo. La mayor parte de la banca tradicional se siente como si remara a contracorriente porque ha entrado con pesadas estructuras (muchas oficinas y plantilla) y mentalidad clásica en una guerra donde prima lo liviano y la capacidad de adaptación a lo nuevo. Tiene que atender los dos mundos a la vez, el tradicional y el móvil, y eso supone más inversión sin rentabilidad a corto plazo.

Lleguir l’article a El País

 

 

Los “sin papeles” quieren papeles y se organizan

La protesta de migrantes en Barcelona se reúne con el Gobierno e inicia un segundo encierro

Representantes de la protesta contra la ley de extranjería han logrado reunirse con el subdelegado del gobierno, Emilio AblanedoLa protesta de migrantes en Barcelona se reúne con el Gobierno e inicia un segundo encierroRueda de prensa de representantes del encierro de migrantes de Barcelona tras reunirse con el subdelegado Emilio Ablanedo (Twitter / @racismenstanca)

Redacción y ACN, Barcelona,

El encierro de inmigrantes y refugiados en la antigua escuela Massana de Barcelona, que ya suma 24 días de protesta, se expande este lunes al Poblenou. A partir de las 20h iniciarán un segundo encierro en la iglesia del Sagrat Cor, que ya acogió un encierro en 2001. La concentración cuenta con el apoyo de entidades sociales y vecinales del barrio y recogerá alimentos y mantas para los encerrados en la Massana.

La acción llega tras una jornada clave en la que han conseguido reunirse con el subdelegado del gobierno en Barcelona, ​​Emilio Ablanedo, para hacer llegar al ejecutivo de Mariano Rajoy su reclamación de flexibilización urgente de la Ley de Extranjería española. La cita llegaba tras una protesta el pasado jueves ante la Sudelegación, al ser la única administración que aún no les había recibido pese a reiteradas peticiones. En coordinación con la campaña barcelonesa, colectivos de Madrid han organizado también una semana de acciones de apoyo y un encuentro este lunes en Lavapiés.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

La IA no es una película

Claves para que Barcelona destaque en Inteligencia Artificial

No sólo tiene que ser una ciudad emprendedora sino también convertirse en un hub de investigaciónClaves para que Barcelona destaque en Inteligencia ArtificialLa inteligencia artificial, clave para el futuro de la economía

Esther Lanaspa, Montreal

El ecosistema de Barcelona es reconocido y atrae inversión. Sin embargo, para destacar en el desarrollo de esta tecnología e invertir en el futuro, Barcelona necesita no sólo ser una ciudad emprendedora, sino también convertirse en un hub de investigación.

En 2017 el ecosistema de start-ups digitales de Barcelona se consolidó como uno de los más potentes de Europa

En 2017 el ecosistema de startups digitales de Barcelona se consolidó como uno de los más potentes de Europa: la ciudad es el quinto hub tecnológico europeo por volumen y atrae talento y emprendedores gracias a su dinamismo, infraestructura y calidad de vida. Respecto a la inteligencia artificial (IA), en la Declaración de Barcelona del año pasado, expertos y emprendedores europeos reclamaron prudencia y sugirieron que la futura Agencia Europea para la Robótica y la IA ejerciera un rol ético en la materia.

Los recientes sucesos en los que se ha visto implicada Facebook justifican esta reserva. Sin embargo, también han evidenciado los beneficios y la importancia que la IA tiene para el futuro de la economía y la necesidad de invertir en formación y en una red de laboratorios a nivel europeo.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

Colau hace de Barcelona la tierra prometida a los “sin techo”

El 47% de los sintecho atendidos en Barcelona son recién llegados a la ciudad

El consistorio se anticipa al recuento de personas sin hogar y atribuye el probable aumento a un ‘efecto llamada’ por la inversión realizadaEl 47% de los sintecho atendidos en Barcelona son recién llegados a la ciudadUna persona sin hogar en la Vila Olímpica, junto a sus pertenencias (Archivo / Domingo Marchena) EFE,

Barcelona.,

El 47% de las personas sin hogar atendidas en los tres centros de primera acogida de Barcelona en el primer trimestre de 2018 llevaban menos de tres meses en la ciudad, un porcentaje 7 puntos por encima que el de 2017, cuando en total se atendieron a 3.027. Entre 2016 y 2019, el porcentaje de personas llegadas de la Unión Europea que pernoctan en las calles de la ciudad ha pasado del 43 al 49%.

En el recuento realizado por la XAPSLL, el 17 de mayo de 2017, localizaron 1.026 personas pernoctando en la vía pública y 2.006 en los centros residenciales y pisos de programas públicos y privados de esta red. Si añadimos las 417 personas pernoctando en asentamientos y estructuras informales instaladas en solares, un total de 3.383 personas vivían hace un año en situación de exclusión extrema de la vivienda en Barcelona.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

Democracia identitaria

Democracia identitaria

Carteles humanos con propaganda en favor del sí al referéndum en el centro de Barcelona.

Autor: Carlos Obeso, 

Carlos ObesoYa no hay ‘revolución de las sonrisas’, que se guardan para ‘los nuestros’

La socióloga Helen Fein (1934), experta en genocidios, acuñó el concepto «universo de las obligaciones» para explicar el funcionamiento de los círculos de personas que establecen obligaciones recíprocas entre ellas, delimitando el territorio dentro del cual se pueden plantear las cuestiones morales y, por exclusión, los que no forman parte de ese círculo. El vínculo se establece a partir de criterios como raza, territorio, religión, etcétera.

El Holocausto es un ejemplo de por qué los alemanes que se definían como puros (100% alemán) no incluían a los judíos en su universo de obligaciones (una exclusión que no presupone necesariamente odio específico, aunque tampoco simpatía; simplemente no son ‘de los nuestros’), lo que acabó en una actitud pasiva (‘no es mi problema’) frente a la liquidación sistemática de judíos. Y eso en un contexto en el que, como señala Zygmunt Bauman en ‘Modernidad y Holocausto’, el pueblo alemán no era más antijudío que muchos de sus vecinos.

En el mortal atentado de la Rambla se estableció esa frontera. Era un ataque a nuestros valores occidentales (democracia, tolerancia, etcétera). Por eso la matanza de Al Qaeda el 14 de agosto (tres días antes del atentado de Barcelona) en Uagadugu, capital de Burkina Fasso, donde unos terroristas ametrallaron a los clientes de un restaurante dejando a sus espaldas 18 muertos (casi todos negros y musulmanes), pasó desaperciba: estaban fuera de nuestro universo.

Vayamos ahora al referéndum del 1-0, un proceso avalado por una colectividad amplia cuyo ‘universo de obligaciones’ se establece, simplificadamente, a partir de que es catalán quien ‘se siente catalán’ y acepta el relato de la catalanidad (subyugada por España).

En la medida en que en los últimos tiempos ese universo se ha consolidado, los que quedan fuera por no compartir el relato han ido creciendo en diversidad. Y no nos engañemos: Rajoy y los suyos son obviamente parte del problema, pero no son el problema. Hoy, y después de las últimas dimisiones forzadas en el campo soberanista, se impone un relato sin fisuras, quedando los que no lo comparten fuera del universo de las obligaciones. Y a partir de ahí lo que pueda pasarles resulta indiferente porque no son ‘de los nuestros’. Por eso, cuando los alcaldes contrarios al 1-0  se quejan del acoso que sufren, se les dirá que ese acoso y sus consecuencias presentes o futuras van con el cargo. Aquí ya no hay ‘revolución de las sonrisas’, que se guardan para los nuestros o para los que sin serlo respetan lo nuestro, como es el caso de Arnaldo Otegi, al que se acostumbra a recibir por estos lares como adalid de la democracia, o el de Suso de Toro, novelista gallego indescifrable, que ha dejado dicho que «los catalanes saben que son más cultos y cívicos que la media española y por eso tienen que disimular cuando van a Madrid».

En mi opinión, y ojalá me equivoque, en Catalunya no se está debatiendo sobre democracia plural. Se debate, fundamentalmente, sobre democracia identitaria, que no es lo mismo.

Lleguir l’article a El Periódico